En Semifinales de la Copa Libertadores Boca Juniors una vergüenza, River Plate pura dignidad

0
55

Santos y Palmeiras son finalistas de la Copa Libertadores de América que se jugará el 30 de enero en el Maracaná. Santos venció a un pobre Boca Juniors, River obtuvo un triunfo que no le alcanzó, pero dejó en el punto más alto la capacidad de su técnico y sus jugadores. Gallardo es el emblema de los Millonarios, mientras que Russo fue la imagen del fracaso. Boca Juniors y River Plate en el juego, en la entrega y en el planteo fueron la contracara.

Después de estos dos partidos quedará en el recuerdo la actuación de River frente al Palmeiras, equipo al cual lo aplastó futbolísticamente. Por otra parte, quedará para el olvido el rendimiento de Boca Juniors que perdió de la peor manera. Tuvo una actuación paupérrima, que a sus hinchas les da bronca porque no se puede perder como se perdió. Los dirigidos por Russo fueron tibios, dando la sensación que nunca se enteraron que estaban jugando una semifinal del torneo más importante de Sudamérica.

River Plate frente al Palmeiras tuvo garra, mucha fuerza interior porque a pesar del gol y penal anulados, nunca se dio por vencido y siguió buscando hasta el final sin renunciar a la idea de juego de su técnico, que parado al lado de la línea de cal empujaba a su equipo.

Boca Juniors frente a Santos fue lo contrario, nunca puso garra, nunca reaccionó ante los goles de su rival. No tuvo idea de juego, su técnico fue la imagen de un equipo vencido porque nunca hizo nada para buscar el triunfo. Se quedó sentado en el banco de suplentes como un hincha neutral, el que va a ver un partido y no hace fuerza por ninguno de los dos.

De los jugadores de Boca Juniors para remarcar; dos: uno positivo y otro negativo. El jugador para destacar en la parte positiva Andrada, extraordinario y sensacional, sino fuera por el arquero el Xeneixe perdía por goleada, por más de tres goles. El jugador para remarcar en lo negativo; Fabra, su expulsión por el pisotón a un rival fue la clara muestra de un jugador que no está o no tiene condiciones psicológicas para estar a la altura de las circunstancias. No solo fue el pisotón para dejar a su equipo con un jugador menos, sino que ya estaba restando en el campo de juego; en el tercer gol del Santos corría de atrás sin ganas, totalmente vencido. Entonces se puede deducir que se hizo expulsar porque no quiso tomar la responsabilidad de jugar una semifinal; en otras palabras, se borró cuando más lo necesitaban.

Semifinales:

Martes 12 de enero:

Palmeiras de Brasil 0 River Plate 2 (Robert Rojas y Rafael Santos Borré)

Miércoles 13 de enero:

Santos de Brasil 3 (Diego Pituca, Yeferson Soteldo y Lucas Braga Riveiro) Boca Juniors 0

Final:

Domingo 31 de enero:

Palmeiras – Santos

 

Comentários no Facebook