Nicolás Pretto, el cordobés campeón mundial de bochas que sueña con volver a competir

0
29

Nacido en Sacanta y embajador de la Provincia en el mundo, habló de su presente, de la difícil tarea de entrenar sin objetivos y lo que más extraña de la “antigua normalidad”.

Con sus jóvenes 27 años Nicolás Pretto sabe lo que es estar en situaciones límites, bajo presión y salir victorioso de las mismas. Tanto es así que el cordobés oriundo de Sacanta ya tiene en sus vitrinas cuatro trofeos mundiales, el último conseguido en Turquía a fines del 2019.

Pero este 2020 todo cambió y de un año plagado de retos pasó a la inactividad por la pandemia de coronavirus. En ese marco, Pretto habló de su presente y su futuro, aún incierto.

“Creo que como todo deportista esto me ha afectado mucho, pero traté desde el principio de sacarle algo positivo. Seguí entrenando, pero un poco desmotivado porque no hay ningún objetivo a corto plazo. Es algo que nadie lo esperaba, pero es real “, comenzó contando el también galardonado con los Premios Cóndor que otorga la Agencia Córdoba Deportes.

“Me costó mucho entrenar solo y en mi casa, cuando al principio no se podía salir. Extraño los viajes, las competencias, los amigos que tengo en este deporte “, agregó.

En situaciones como estas, tan imprevistas y que afectan el normal desempeño, la cabeza y los pensamientos comienzan a tomar un mayor protagonismo, por eso son numerosos los deportistas que destacan el apoyo de diferentes allegados. Nicolás no es la excepción y lo valora de la siguiente manera: “Me ha apoyado mi familia, mi novia, mis amigos. Me mantuve hablando con el técnico de la selección argentina José Gaspari, con Alberto Limardo y los diferentes colegas para tratar de mantenernos comunicados “.

“Se extraña mucho. Toda la vida hice deporte y me han tocado pasar cosas increíbles, ahora toca pasar algo anormal. Pero cómo digo siempre, trato de buscarle lo bueno, de entrenar y llegar al 100 por ciento a la competencia que me toque disputar, aunque no se sabe cuándo “, aseguró.

Además de mantenerse entrenando, Pretto también colaboró en la puesta a punto de su Sacanta Bochín Club, acomodando, limpiando y haciendo algunas mejoras.

Con el 2020 ya casi en su recta final, a Nicolás le resta pensar en lo que vendrá de cara al futuro mientras ve a alguno de sus rivales que están en competencia: “En Italia vi que se están jugando algunos torneos, en Uruguay también, en otros lugares desconozco. Todo lo que estaba proyectado para este año se pasó para el año siguiente”.

Justamente el 2021 estará plagado de grandes eventos deportivos que involucran a este deporte: “El año siguiente estaría el Panamericano, el Mundial y los Juegos Mundiales. Así que la verdad no sé cómo se va a acomodar todo. Tengo muchas ganas de ir a todos, de seguir compitiendo y cosechando triunfos “.

Con la mira puesta en el futuro es que el campeón del mundo no baja los brazos y piensa, a pesar de todo, en “seguir entrenado, seguir con lo mío y cuando me toque que vuelva todo, tratar de hacerlo de la mejor manera “. Porque de esta adversidad, Nicolás Pretto también quiere salir como un campeón.

Comentários no Facebook