Los Springboks, campeones mundiales por cuarta vez

0
16

Sudáfrica se convirtió en el equipo más ganador de la historia de la Rugby World Cup al derrotar en una apasionante final a Nueva Zelanda por 12 a 11 en el Stade de France.

Sudáfrica, campeón en 1995, 2007 también en París, y 2019, agregó un cuarto título a su rica historia en la Rugby World Cup al derrotar a Nueva Zelanda 12-11 en una épica final jugada en el Stade de France.

Habiendo jugado por primera vez la Copa Mundial de Rugby en 1995, los Springboks han ganado la mitad de los mundiales que disputaron. El capitán Siya Kolisi, al igual que el neozelandés Richie McCaw, levantó la Webb Ellis Cup por segunda vez.

Intensa, luchada, con muchos errores forzados y no forzados, con una tarjeta roja al capitán neozelandés Sam Cane en el minuto 27, esta final, presenciada por 80,065 espectadores en el estadio y muchos millones más por televisión, tuvo al mundo del deporte disfrutando hasta el cierre.

Fue una definición del torneo muy disputada, producto de la enorme y antigua rivalidad entre ambos equipos, que tuvo 71 kicks y 302 tackles. El Jugador Mastercard del partido, Pieter-Steph Du Toit, aportó casi el 10% de estos, con 28.

Los All Blacks jugaron 63 minutos con catorce jugadores, por una tarjeta amarilla y una roja, mientras que los Springboks lo hicieron durante dieciocho minutos por dos amarillas.

El eficiente Handré Pollard aportó los doce puntos sudafricanos. Los primeros tres puntos llegaron por medio de su pie al tercer minuto, cuando un golpe peligroso sobre el hooker Mbongeni Mbonambi resultó en tarjeta amarilla para el ala Shannon Frizell, pero también el cambio por lesión del sudafricano.

El apertura de los Boks aprovechó un período de presión sobre los neozelandeses para su segundo penal, antes de que los All Blacks volvieran a estar con quince jugadores.

La primera vez que Nueva Zelanda ingresó en las 22 de Sudáfrica tuvo un penal como recompensa, siendo Richie Mo’unga el encargado de sumar los tres puntos.

Dos minutos más tarde, Pollard, desde cerca de mitad de campo, volvió a aportar tres puntos para llegar al primer cuarto del partido con los Springboks liderando 9-3.

Un tackle peligroso del capitán neozelandés Sam Cane sobre Jesse Kriel le valió la segunda tarjeta amarilla a su equipo sobre la media hora de juego. El Búnker del TMO, luego de unos minutos, dictaminó que la sanción ameritaba la tarjeta roja. Así, se convirtió en el primer jugador en diez finales en ser expulsado.

El pie de Pollard, segundos después de la decisión, sumó nuevamente tres puntos tras una pesca del pilar Steven Kitshoff. El primer tiempo terminó con los sudafricanos al frente por 12 a 6 después de que Mo’unga pateara su segundo penal a tres minutos del descanso.

En el comienzo del complemento, Sudáfrica estuvo muy cerca del try, cuando Kurt-Lee Arendse perdió la pelota zambulléndose en el ingoal. Enseguida, su capitán Siya Kolisi fue sancionado por un golpe alto a Ardie Savea que le valió la tarjeta amarilla.

Los All Blacks apoyaron el único try de la final, cuando el veterano Aaron Smith, en su último partido para su país, voló al ingoal, pero un knock-on previo hizo que la acción no fuera valida.

En el minuto 57, cuatro minutos más tarde, finalmente llegó el primer try. Jordie Barrett lanzó un increíble pase de 25 metros hacia la izquierda, donde Mark Telea atacó y al ser detenido, la pelota pasó a las manos del mayor de los Barrett, Beauden, que apoyó en la bandera izquierda. Fue el primer try que recibieron los Springboks en una final mundialista.

Cheslin Kolbe se tuvo que ir amonestado por un knock-on intencional en el minuto 72 y desde una incómoda posición, Jordie Barrett intentó un largo penal que no pudo convertir.

En un cierre no apto para cardíacos, Pollard buscó el drop, sin éxito, buscando estirar la diferencia de un punto. Sin poder salir de su campo, los All Blacks tuvieron la pelota los últimos minutos, pero fue finalmente triunfo de Sudáfrica.

El camino al título de Sudáfrica tuvo seis triunfos y una derrota. Comenzaron venciendo a Escocia 18-3 y Rumania 76-0, luego cayeron frente a Irlanda por 18-3, para derrotar en el cierre del grupo a Tonga 49-18.

Los cuartos de final lo cruzaron con el anfitrión Francia, al que superó en los minutos finales por 29-28, mientras que la semifinal fue triunfo nuevamente por un punto: 16-15 ante Inglaterra. Fuente: www.rugbyworldcup.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí