La deuda millonaria de Universitario ¿Cuál será el futuro del club?

0
21

La crisis financiera de Universitario. Un rival que desde hace 26 años no puede vencer.

La deuda del club con sus acreedores llega aproximadamente a los 562 millones de Soles Peruanos (USD 159,9 millones) y a pesar del paso de los años y de varias gestiones, no se ha podido reducir. La mayor parte de la misma fue acumulada en los últimos 26 años, periodo en el cual se construyó el Estado Monumental de Ate, siendo una de las causantes de multiplicar las sumas negativas de las cuentas de la “U”.

Debido a su situación financiera en 2.012 Universitario fue incluido en un decreto de urgencia destinado a solucionar sus problemas de pago. De esta manera, el club inició un proceso concursal por hallarse en insolvencia.

Según el Indecopi (Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual), los principales acreedores de Universitario de Deportes son la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat – Administramos los tributos del Gobierno Nacional Peruano) y la empresa que estuvo a cargo de la construcción del Estadio Monumental de Ate, Gremco, siendo esta última la que tiene un mayor monto pendiente de deuda por cobrar.

A ambas se suman otros acreedores, como empresas privadas y exfutbolistas. Además de los pagos pendientes por retenciones de aportes de pensiones de extrabajadores a las AFP.

En 2017 se aprobó un plan de reestructuración en la gestión de Carlos Moreno que contemplaba un plazo de tres años. Dos años después, y tras el paso de otro gestor, Solución y Desarrollo, el problema persiste. Gremco uno de los acreedores estaría por plantear la ampliación del plazo contenido en el plan de reestructuración, y ya tendría la conformidad de los principales acreedores. Sin embargo, Solución y Desarrollo, empresa que anteriormente fue nombrada por la Sunat para ejercer la administración considera que existirían pagos durante la Gestión de Moreno a la empresa constructora por una suma aproximada de 7 millones de Soles Peruanos (USD 97 mil).

Tal situación desembocó en febrero en un megaoperativo que realizó el Indecopi, que implicó a empresas relacionadas al proceso concursal. El organismo tenía un plazo de 90 días para pronunciarse sobre los resultados del operativo. Sin embargo, este periodo quedó suspendido debido al estado de emergencia.

Para Alfredo Ferrero, el principal problema es que Universitario sería un botín para los acreedores, pues el espíritu de la norma de salvataje financiero no se estaría cumpliendo. Indecopi, como institución pública del Estado, debe cuidar que el procedimiento concursal cumpla los objetivos, que es el salvataje de las empresas y el pago de las deudas”, destaca el abogado.

Por ello, considera que el camino sería establecer auditorías independientes que permitan asegurar un adecuado manejo de los recursos, además de identificar el monto real que el club debe pagar a los acreedores.

Un partido que recién comienza, un futuro incierto para un club que tiene tanta historia como deudas.

 

Comentários no Facebook