El futbol que se viene…

0
162

Por Sergio Allende

Director Técnico

En el partido de la final de la UEFA Champions League, Bayern Munich –PSG, hubo un duelo de ideas. Hubo Jerarquía en una final distinta…distinta porque se comienza a vislumbrar un cambio en el fútbol, que vive en una constante e imperceptible evolución.

En la final vimos un fútbol de mucho ritmo, transiciones a velocidad y precisión, además de duelos individuales, que te permiten encontrar espacios, que en el fútbol de hoy cotizan en oro. En la final también observamos que se impuso el juego colectivo de Lewandowski y Müller a las individualidades de Neymar y Mbape.

Kingsley Coman, autor del gol del Bayern Munich, campeón de la UEFA Champions League. El gol de la final de Kingsley Coman contra el París fue el gol número 500 de la UEFA Champions League del Bayern (de la fase de grupos a la final).

Como era de esperar, en los primeros minutos la marea roja con presión alta asfixiaba la salida de los parisinos. Pasado el cuarto de hora el PSG lograría por medio de Mbape la primera señal de alerta. Las ideas de los entrenadores eran muy claras, Bayer imponiendo su presión alta y circulación rápida y directa de la pelota contra un PSG ordenado, presto a salir en velocidad para De María y Mbape, cruzando la pelota para contrarrestar el achique hacia adelante y en línea de Boateng y el resto de los defensores.

Un buen primer tiempo. Las oportunidades más claras las tuvo el equipo francés, las que fueron abortadas por ese fenómeno de Neuer y la posesión de la pelota fue del Bayer. En el segundo tiempo prevaleció y apareció el juego colectivo del equipo alemán, demostrando que hoy por hoy es el mejor equipo del mundo.

Desde el inicio del segundo tiempo Kingsley Coman por izquierda, más las subidas de

Davies y por derecha con la velocidad Gnabry el equipo alemán inclinó la balanza. Creo superioridad numérica y futbolística sobre Kehrer que se debatía solo en el fondo de la defensa del PSG. Así llegó el gol del Campeonato.

Robert Lewandowski ha marcado 15 goles en la UEFA Champions League este año, y se queda a sólo dos del récord establecido por Cristiano Ronaldo de goles en una sola campaña en 2013/14. El delantero del Bayern también marcó en nueve partidos consecutivos de la Champions League, y de nuevo, estaba a dos del récord de Ronaldo, que es de 11. Pero no marcó en la final.

Luego llegarían los reemplazos, los del Bayer, simple: posición por posición, Sulé por Boateng, Tolisso por Thiago, Perisic por Coman y Coutinho por Gnabry. Cambios para darle aire y piernas que le permitirían seguir dominando el juego. En tanto los cambios del PSG (Kurzawa por Bernat, Draxler por Herrera, Verratti por Paredes y Choupo Moting por Di María), no tuvieron el mismo objetivo. Quedó expuesto las intenciones del técnico, pero no fueron minuciosamente razonados. Obviamente no dieron resultados.

Finalmente llegó el silbato final coronando a un gran campeón por funcionamiento, por jerarquía,

por juego y por historia. Un GRAN CAMPEÓN que trae una brisa (idea) del Fútbol que se viene….

Comentários no Facebook